Villa Gobernador Galvez, tierra de nadie

La impotencia de la inseguridad y la sensación de saber que nada ni nadie nos protege de los delincuentes,  en primera persona.

No soy periodista, solo soy un ciudadano que  vive, trabaja, se despierta, almuerza y transcurre sus días en esta ciudad. Soy el emprendedor que lleva adelante periodicotodos.com , revista-todos.com y Agenda, entre otras cosas.

El rol que ocupo (comunicar, informar, contar y demás)  muchas veces me ha ubicado en situaciones incomodas porque he tenido que criticar el accionar de personajes del ámbito político, referentes sociales y figuras publicas que tienen muy buena relación conmigo en el ámbito personal.

Pero una vez más, la critica constructiva y responsable me permite obtener la confianza de vecinos que “me siguen” en las redes, en este caso en mi fan page de Facebook. Y hablo de confianza refiriéndome a un episodio que pude conocer por el contacto de un vecino, que le agradecía a Dios seguir viviendo.

A continuación les transcribo sus palabras para que todos puedan percibir lo que se siente aun, sin ser víctima de un hecho de inseguridad.

1248-1

Las conclusiones, quedan a criterio de ustedes.

“Me siento a escribir esta nota con mucho dolor , angustia en mi pecho y lagrimas de broncadoy gracias a dios.  Hoy me voy a dormir con un sabor muy amargo.
Amargo quedaría una palabra muy chica al saber que todos los que vivimos en esta ciudad estamos solos por que quienes deberían estar cuidándonos, no están, liberan nuestras calles de Villa Gobernador Galvez….
Paso a contarles lo que me paso, eran las 20 hs del día jueves cuando decidimos tomar un café junto con mi novia en la heladería El Reloj , después 15 min de tomarnos el café y retirarnos del lugar me encuentro con mi moto esforzada la traba, se me acerca un muchacho quien fue el que le pego el grito a los delincuentes que se dan a la fuga, no le pregunte como se llamaba pero si le di las gracias por haber salvado mi moto que me rompí bien el lomo para obtenerla… cuando comienzo a comunicarme con conocidos para pedir ayuda aparece un patrullero al cual solo le pido ayuda y si podía quedarse 5 min a mi lado por si los delincuentes volvían.
Su respuesta fue “yo no puedo ayudarte, tengo cosas que hacer”, le dije: “¿como no me podes ayudar? mándame un patrullero por lo menos…. su respuesta fue:  “no hay….” y se retira para ingresar a una agencia de quinielas.
En ese momento es donde supe que no tenemos custodia, los patrulleros solo aparecen para levantar el cuerpo si tenes un tiro, es lamentable pero es la realidad… solo puedo decir que tengo 22 años y trabajo desde los 18 años para poder obtener mi cosas y ayudar a mi familia sobre todo, espero que esta nota llegue a quienes nos gobiernan por que  solo voy a pedirles que habrán los ojos por que la ciudad y la Argentina esta en manos de delincuentes , defiendan nuestras familias y a los tabajadores de esta ciudad…”